El escenario desde un lado.

Ghost B.C. @José Cuervo Salón

Poco menos de un año tuvieron que esperar los fans de la banda sueca Ghost para tenerlos de regreso en tierras mexicanas. A juzgar por la entrega de los fanáticos, la espera valió la pena.

Después de que, en septiembre del 2013, Ghost se presentara en el marco de un festival, en el que también participaron Iron Maiden y Slayer, los suecos hicieron efectiva de regresar a nuestro país en un escenario más intimo y con su show completo. Fue el escenario del Vive Cuervo Salón, aunque algunos no nos acostumbramos y lo seguimos llamando Salón 21, el que recibió el ritual de los suecos ante miles de fans que esperaban fervientemente para la elegía presidida por Papa Emeritus II y sus Nameless Ghouls.

Ghost B.C.

Un fan art express de la mano de CarmencitaWolf.

Hablar de los fans de Ghost merece mención aparte. No por nada muchas personas han decidido nombrar a los suecos como ‘Kiss para la generación millenialpues desatan una pasión muy particular entre sus fans. Entre el público se podían ver a muchos asistentes, desde niños no mayores a los cinco años, hasta adultos, disfrazados de miembros de la banda, con disfraces que tenían la dedicación digna de asistentes a una convención de comics. En general, el público era bastante heterogéneo, pero sí se podía notar una mayor presencia de jóvenes entre los quince y dieciocho años, totalmente entregados a la banda.

Otra cosa a notar, que es una tendencia que se va haciendo perpendicular en los conciertos del género, era la presencia cada vez más numerosa de mujeres entre la audiencia. Podría pensarse que esto es provocado por la música e imagen de Ghost, pero esto sucede cada vez más en los conciertos de las bandas destacadas dentro de la escena capitalina.

Más >


©AlterEXA 2013. Todos los derechos reservados.